top of page
  • Foto del escritorJorge Chapas

En el día del trabajo


¡A derogar las malísimas leyes laborales!



Desde sus orígenes, en Chicago (EEUU) 1886, esta fecha ha sido utilizada por las izquierdas para promover la división de clases, el conflicto y la cultura anti-capitalista. Al inicio sus demandas fueron legítimas, hoy se han convertido en manifestaciones de sindicatos políticos reclamando más privilegios. Revisemos lo equivocado de sus consignas.


¿Es el trabajo un derecho? No. Sí lo es el derecho a la vida, a las libertades y a la propiedad privada, de los cuales se desprende la posibilidad de trabajar y ganar justamente el fruto de tu esfuerzo. El trabajo es una actividad privada de las personas; cuando el gobierno interfiere con leyes, convenios y ministerios arrebata una función que no le corresponde y genera conflictos.


¿Es correcto que los salarios suban por ley? No. Los salarios son un precio al valor de tu esfuerzo por participar en la actividad económica. Cuando una ley fija un salario mínimo lo que hace realmente es establecer un salario máximo, impidiendo que los salarios suban o bajen de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda, la productividad y la competencia. No hay mejor forma de dignificar al trabajador que pagándole justamente por su esfuerzo y ello sucede cuando hay libertad en el mercado laboral y, desde luego, ética empresarial.


Así, la mejor forma de vivir este día es descubriendo la perversa narrativa socialista detrás de esta "celebración" y, en consecuencia, apoyando el proyecto político que ofrece derogar las malísimas leyes laborales, incluyendo el acuerdo gubernativo que fija un salario mínimo y el Código del Trabajo, así como los más de 15 convenios internacionales, aprobados desde la OIT (Organización Internacional del Trabajo) que interfieren en los contratos, los salarios y en la esfera laboral privada de los ciudadanos. ¡Sólo el capitalismo liberal y democrático puede lograr subir los salarios reales, dignificar al trabajador y hacer que los contratos sean respetados y firmados libre, pacífica y voluntariamente!


Post Scriptum. Curiosamente, en la Iglesia Católica el 01 de mayo se celebra a San José Obrero o San José Artesano: Fue "Pío IX en 1847 estableció para la Iglesia universal la celebración de San José como patrono de los trabajadores, fijándola par el tercer domingo de Pascua. León XIII, en su encíclia Quamquam pluries, resaltó el papel del trabajo en la vida de San José y su ejemplo para los trabajadores; y Pío X, trasladó esta al miércoles anterior. Fue Pío XII quien en 1955, estableció su memoria litúrgica el 1 de mayo, con el título de San José Obrero".​


Fotografía: Empresa.org


Para reflexionar: ¿acaso no fueron hábiles los socialistas para hacerse de esta fecha para su narrativa de "explotación" laboral, desterrando de paso el legado de San José Artesano: trabajo, dignidad y silencio?


----


Guatemala, 01 de mayo 2023. Artículo publicado el 01 de mayo de 2020. Esta versión ha sido corregida y mejorada.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page